Sólo sonámbulos, un poema de Adrián Astorgano.

como una mañana de hotel

la ropa de verano al borde de la cama

tan sólo mamíferos

y cortinas de lana

con respuestas de sí o no,

subimos el camino de la vieja fábrica

tras áreas de pandemia

bailar las canciones de cada coche

según van pasando, la ruta

la sabemos y está clara allá

a donde van nuestros huesos

escuchamos los átomos quedar atrás

las farolas desvían el camino

todo lo ordinario, luz verde

terror en pequeñas dosis

en cualquier parte

alguien conocido busca

una dosis aún mayor

mientras los edificios sueñan con musgo

con piernas, baños públicos y caras

volvemos a salir de noche a pasear

una valla publicitaria reza así:

nada será festejado

excepto el agua

(no hay sueño, disfruten)

Comentarios

comentarios

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.