Paprika

El sol del mediodía iluminará la oscura noche.

Nocturnos sueños de día.

Brillantes sueños de oscuridad.

Pero el ignorante sol desterrará a la oscuridad y quemará a las sombras y eventualmente se calcinará a sí mismo.

Paprika

Basada en la novela homónima de Yasutaka Tsutsui de 1993, Paprika invita a sumergirnos en las profundidades del subconsciente, en el sueño, en la imaginación reprimida por la vida diaria. Dirigida por el fallecido director japonés Satoshi Kon en el 2006, trata acerca de la invención de un dispositivo, por parte de un grupo de investigación psiquiátrico, que permite la materialización de los sueños lúcidos de las personas hasta poder confundirlos con la misma realidad. Sin duda alguna, esta película de ciencia ficción antecede a Origen (2012) de Christopher Nolan, quien manifestó haber sido enormemente influenciado por la misma.

El robo de uno de estos dispositivos llamados “DC mini” pone en marcha la historia. La cabeza del equipo de investigación Atsuko Chiba, a través de su alter ego Paprika, deberá penetrar en los sueños de las distintas víctimas. Pronto, la realidad se conjuga con los sueños, rompiendo el balance del mundo, sumiéndose en la espontaneidad e incongruencia que tanto caracteriza al mundo onírico.

Haciendo alusión a distintos “clásicos” cinematográficos occidentales como Tarzán (1938), así como también japoneses, Akira (1988) de Katsuhiro Otomo por ejemplo, Satoshi Kon demuestra su genio al dar vida al mundo onírico que significa Paprika, cargándola de elementos cómicos, drama, una increíble banda sonora y excelentes animaciones que la convierte en una de las joyas que tiene el cine de animación japonesa reciente, junto con Azul Perfecto (1997), La actriz del Milenio (2001), Padrinos de Tokio (2003), todas hechas por el mismo autor y todas altamente recomendadas.

Paprika funciona como puente entre ambos mundos, es la guía y protectora de los sueños, pero también es el condimento que nos hace falta para hacer la conexión realidad-imaginación, dejémonos entonces, guiar por ella y adentrarnos en el mundo de lo onírico para descubrirnos. Sin embargo, podemos perdernos si giramos en la esquina equivocada. ¿Estaríamos dispuestos a correr el riesgo?

 Aquí el link de la película subtitulada al español, disfrútenla http://vk.com/video_ext.php?oid=180847979&id=163357655&hash=c33c7e6c44f0835f&hd=1

Comentarios

comentarios

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.