Mujer que llora, por Tamar Flores Granados.

Conocerse todas las ventanas de la casa para escapar cada noche
y huir con todos los cuadernos.
Mujer que llora de repente y no sabe por qué
y entonces corre a cerrar la ventana
como si la nostalgia entrara por ahí.
Silencio de público que odia y mastica.
Mujer que sale a enamorarse de todos los balcones de la calle
con sonrisa triste
y entonces abre rápidamente la ventana del bus
para que el amor le llegue a ese balcón tan blanco de la derecha.
Ruido de gente saliendo del teatro
corriendo a sus carros porque llueve
y temen a lo mojado.
Mujer que llora siempre mojada.
Que sonríe siempre mojada.
Que duerme siempre mojada y llorona.
Y que baila todas las noches un rato para él,
y que luego se sienta sola en las aceras.

 

Tamar Flores Granados (Quíbor, Estado Lara). Licenciada en Letras mención Lengua Hispanoamericana y Venezolana en la Universidad de Los Andes. Obtuvo una mención honorífica en el XIII Concurso Anual de Creación Literaria “Cuento, ensayo y poesía” de DAES, mención poesía, con su poemario “Lápiz de Cintura”, del cual publica una selección en la 2º Edición de la revista digital ilustrada Buriñón. Con su poemario “Péndulo” gana el primer lugar mención poesía en el concurso Cuento, Ensayo y Poesía para estudiantes de pregrado de la Universidad de los Andes, DIGECEX (2014) en Homenaje a Ednodio Quintero. Actualmente es profesora becaria de la ULA.

Comentarios

comentarios

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.