Entrevista a Alberto Flores Solano

Alberto Flores Solano se graduó de administrador, pero en la práctica es un pintor sangrista. Su obra abarca portadas de discos, periódicos, exposiciones; además de ser el responsable de la portada de nuestro número dedicado a la literatura erótica. Es probable que sea especialmente reconocido por los retratos que hace y comparte en su cuenta de Instagram, y por ser parte de la banda venezolana Colérico Espín.

Si bien las pinturas de Flores Solano nos hacen detenernos y contemplar, sus palabras y la intención que hay en el lienzo nos invitan al movimiento, uno que responde al reconocimiento de la condición humana y la sensibilidad.

¿Cuál es tu primer recuerdo como pintor? Háblanos de ese primer acercamiento.

Creo que es uno de los primeros recuerdos que tengo. Esto comienza cuando estaba en el colegio, en primer grado nos habían mandado a hacer un cuento y lo recuerdo perfectamente, cuando entregué una obra llamada La casa despamarramada, con ilustraciones de mi autoría, la maestra Rosa lo vió y le dijo a mi madre: su hijo es un genio.

El eco de esa frase aún retumba en mi consciencia, y eso que en esa época ni sabía que era “ser un pintor”

Entonces, la motivación por pintar más adelante vino de la frase de la maestra Rosa, o ¿de dónde?

Yo seguía dibujando cosas pero la motivación de hacer los cuadros que hago, llegó cuando fui por primera vez al estudio del pintor Eduardo Pereira. Eso fue en el año 2011, yo estaba un poco despechado por un rompimiento y ahí encontré la llave a una puerta fenomenal. Eduardo me regaló un lienzo en blanco y me dijo que probara con eso. Yo le hice caso, me compré varias pinturas acrílicas y pinté un autorretrato. Ahí empezó todo o re-comenzó “mejor dicho”.

      La Campanita Tiembla 2016La Costantinopla . 2016

Enmarcas tu trabajo bajo el término sangrista, me gustaría que me hablaras de esa palabra, de dónde viene y qué significa.

Si. Viene de la búsqueda de un neologismo que pudiera describir de manera enfática el oscuro momento histórico en el que vinimos a aparecer.

La concibo como una corriente intuitiva, capaz de conectarnos con un reconocimiento más profundo de la condición humana, lo que somos y lo que podemos ser. Esa sed creativa por innovar, por mostrar y explicar algo que no haya sido explicado anteriormente, nos unió a Eduardo y mi persona, y juntos empezamos a desarrollar estos planteamientos, etiquetando nuestras obras de esa manera. Nosotros no provenimos de la escuela de artes, no estamos atados a las metodologías de estudio, ni a los movimientos conocidos, mucho menos a los estilos en los que se basó la mayoría del arte en el Siglo pasado. Simplemente trabajamos pensando fuera de “la caja” para dar una interpretación genuina a lo que hacemos en un tiempo y lugar propio.

El neologismo proviene evidentemente de sangre y eso está relacionado al reconocimiento de nuestro momento histórico. Nosotros nacimos en época de quiebre, golpe de estado fallido, estallido social, muertos, arrebatos, asesinatos. Temor, Confusión, Conflicto, Violencia y Muerte. Sangre derramada por cientos de miles, en el período donde la élite política se abandera de Rojo. Rojo, color de sangre, sangre la última franja de la bandera. Estamos ahí.

Es como un pozo con fondo tenebroso, delirante. Los sangristas sienten o presienten que la única manera de salir , emerger, de allí es a través de la sensibilización progresiva por medio de las Bellas Artes. Este marco teórico, podría ser tomado como retórica partidista pero no, es todo un fenómeno natural, nada de esto es actuación , ni pose, es una orden espiritual por la que hemos sido convocados a crear. El sangrismo tal vez sea el nombre de una criatura, que apenas sigue en gestación esperando su alumbramiento.

El arte para sanar, entonces, para ir más allá la violencia. ¿Que tiene esta intención que ver con que la mujer es la protagonista en la mayoría de tus trabajos? ¿Tiene relación?

Inicialmente te comenté que esta corriente intuitiva me había conectado con un reconocimiento más profundo de la condición humana, desde mi perspectiva eso sólo puede hacerse a través del amor a la mujer, pues la mujer es el origen, la forma perfecta del orden natural, es el círculo, es la que sangra , es la que da vida, es la primera puerta que atravesamos. Ahí he abordado toda mi investigación.La Revelación Solitaria 2016

Noto en tu trabajo, la predominancia de una paleta de colores ¿a qué responde esa selección?

Existe un predominio del rojo, blanco, negro y el dorado óxido de hierro. En Venezuela no es fácil conseguir colores, ni pinturas. Yo hace como 5 años compré unos pocos colores de manera espontánea y luego entendí que no había sido por azar, había sido una decisión consciente e intuitiva. Desde entonces me he sentido identificado con esa paleta. También suelen aparecer azules y amarillos, pero separados, nunca los mezclo, es decir , nunca uso tonalidades verdes.

Los colores primarios son profundamente representativos, son como una escalera, partir desde el rojo de la sangre, ascender al azul del cielo donde están las estrellas blancas del entendimiento, hasta llegar al amarillo del sol. Todos mis pasos me conducen hasta el sol.

¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Qué factores intervienen entre la idea en tu cabeza y la acción de pintar?

Existen obras que tienen un génesis espontáneo, surgen mientras viajo en el metro, saco el cuaderno y comienzo a dibujar. Es como entrar en un estado alterado de conciencia, como una meditación zen, en medio de un movimiento vertiginoso. Existen obras que surgen del reconocimiento inmediato de un algoritmo de belleza, revelado a través de los ojos al momento de ver una fotografía, donde una mujer se retrata o se muestra a sí misma. Me inspiran esas fotos, enormemente, me hacen sentir que esa muchacha puede pasar de una selfie banal, a convertirse en una divinidad digital, y eso es lo que hago. La metamorfosis de lo estéticamente relevante para mí.

¿El factor que más repercute entre la idea y la acción? que soy un enamorado incansable. Pero no molesto con eso, ¿a quién le molestaría un retrato de un sujeto alejado en unas montañas por allá en Caricuao?

Creo que a nadie (guiño).

Influencias…

influenciado por Lucian Freud.

Palabra favorita.

Gallardía.

Libro que recomiendas

Recomiendo leer 1984, de George Orwell.

Canción para crear

Teufelsleiter de Brandt Brauer Frick.

Un mensaje.

No temas, eres Luz.

 

Comentarios

comentarios