Crude Foyer de Wallace Stevens

Crude Foyer

Wallace Stevens

El pensamiento es falsa felicidad: la idea
de que sólo por pensar uno puede,
o se pudiera, penetrar, no se pudiera
sino se puede, de que en verdad se es capaz—

De que allí al final del pensamiento yace
un núcleo del espíritu en un territorio
de la mente, en el que nos asentamos
y nos ponemos la ruin corona de la humanidad;

en el que leemos la crítica al paraíso
y decimos que es la creación
de un cómico, esa crítica;
donde nos sentamos y respiramos

una inocencia de un absoluto,
falso gozo, pues sabemos que usamos
sólo el ojo como facultad, que la mente
es el ojo, y que este territorio de la mente

es un territorio sólo de los ojos, y que
somos seres ignorantes, incapaces
de la más mínima metáfora vital, satisfechos,
al final, allí, cuando resulta ser aquí.

Traducción: Alejandro Arturo Martínez

Comentarios

comentarios

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.